Inicio > Miradas > Suerte de los optimistas currantes
Suerte de los optimistas currantes

Suerte de los optimistas currantes

Escrito por Carles Capdevila en el diario Ara, el 7 de julio de 2016

Ver:http://www.ara.cat/opinio/carles-capdevila-sort-dels-optimistes-pencaires_0_1609639032.html

Traducido del original en lengua catalana

Sabemos que las relaciones hacen que actuemos de un modo u otro. Si nos relacionamos con optimistas currantes lograremos un mundo mejor.

 

“Son malos momentos para la esperanza. Los pesimistas que se autoproclaman realistas acumulan hechos y argumentos. El mundo parece girar a su favor.

Pero me siguen seduciendo los optimistas y me irritan cada vez más los que nos invitan al desánimo. Por motivos de sentimiento y también por motivos racionales. Los humanos tenemos mucho orgullo y nos gusta ganar. Quien se pasa el día diciendo que esto no tiene solución hace dos cosas terribles. La primera es que no intenta solucionarlo, porque sería absurdo perder el tiempo si no tiene solución. Y la segunda es que acaba esperando que el tiempo le confirme su pronóstico. Los peores, los más molestos, son los que te anuncian que no lo lograrás y encima intentan que no lo logres. Esto es hacer trampas.

Es evidente que el optimismo ingenuo no soluciona nada. Pensar que todo irá bien sin trabajar es poco útil. Por tal motivo, cuando digo que me seducen los optimistas, hablo de los currantes. De los que saben que todo es un desastre y que todo puede ir muy mal si no ponemos algún remedio pronto. Y por ello se arremangan. Y mantienen este punto de ingenuidad necesaria para creer que podrán. Porque sin confianza no hay convicción y sin convicción no hay resultados y sin resultados no hay motivos para mantener la esperanza. Cuando encontréis un optimista un poco ingenuo pero muy currante, que va como una moto y sorprendentemente es feliz, entenderéis que lo es porque sabe que todo es cada vez más complicado, pero algunas cosas son bien posibles. Y acumula pruebas de ello, de hecho él es una prueba viviente y andante. Pero id con cuidado, porque si os quedáis cerca de él durante el tiempo suficiente, os convencerá y os embaucará y os hará trabajar, tan cómodo como es proclamar que nada es posible, no hacer nada y que el tiempo te dé la razón”.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.